Afromodernidades publicará en dos partes esta larga conversación entre Alejandro Zamora Montes y Tomás Fernández Robaina, donde entrevistado y entrevistador se adentran por un grupo de problemáticas, carencias y vicisitudes del movimiento de rap cubano apenas atendido por la crítica. La Agencia de Rap Cubano, el inesperado cierre de la revista Movimiento, el racismo, la homofobia, el sexismo, la representación de las identidades gay y lésbicas en las canciones de rap, la industria cultural, la institucionalización y su incidencia en la fragmentación del movimiento de rap cubano son discutidos aquí con una franqueza y mirada poco usual dentro de la crítica cultural cubana.

¿Qué es el Rap para Tomás Fernández Robaina?

Por Alejandro Zamora Montes

En aras de intentar ser lo más justo posible y sin pretensión alguna de absolutizar, creo que nadie podría dudar a estas alturas que Tomás Fernández Robaina (Tomasito) es el intelectual cubano que más ha luchado (y lucha) por el movimiento hiphopero en Cuba. Licenciado en Información Científico-Técnica y Bibliotecología por la Universidad de La Habana. Profesor Titular del Departamento de Investigaciones de la Biblioteca Nacional José Martí. Asesor del Instituto de Antropología. Investigador. Ha publicado más de un docena de obras, entre las que se encuentran: El negro en Cuba, 1902-1958, Cuba. Personalidades en el debate racial, Recuerdos secretos de dos mujeres públicas, Bibliografía de Estudios Afrocubanos, La prosa de Guillén en defensa del negro cubano, entre otras.

Alejandro: ¿Quiénes componen básicamente estos sectores, a su modo de ver?

Tomás: En primer lugar, todo este fenómeno proviene de una cultura de la desigualdad, de la pobreza, de la necesidad, de los que históricamente por una u otra razón, han sido marginados. Es muy interesante observar cómo en el movimiento rapero cubano surge una canción rapera, lésbica, defensora de los derechos de la mujer, interpretada incluso por raperas que se reconocen abiertamente lesbianas. Otras no, pero la defensa de los derechos de la mujer es muy fuerte en ambas. Sin embargo, una de las cosas que yo siempre señalo como una deficiencia dentro de este movimiento, es la presencia de prejuicios. Yo todavía no he oído una canción donde un rapero se asuma como gay, de hecho; no conozco ningún rapero gay, pero tampoco conozco a ningún heterosexual que haya asumido la voz del gay en la canción rapera. Esto siempre me ha llamado la atención, pues marca una peculiaridad existente en este movimiento que proviene básicamente de sectores populares, no voy a decir totalmente marginales, pero que son sectores muy machistas, homofóbicos, sexistas, que ven a la mujer como un objeto sexual. Pienso que en la actualidad ha habido un cambio muy interesante en ese sentido. Recuerdo que en algunas ocasiones, en el espacio cultural Delirio Habanero, hubo raperos que empezaron a interpretar canciones con contenido homofóbico y siempre había alguien que señalaba que eso no era correcto, pensando en la sensibilidad y el respeto del público, de las audiencias. Pienso que eso es un logro grande dentro del movimiento rapero en Cuba, lo cual no significa que la homofobia haya desaparecido dentro del seno del mismo. Por lo tanto, pienso que se debe seguir trabajando para mejorar en este sentido.

Alejandro: Existe un subgénero dentro de la cultura Hip Hop que prácticamente se desconoce en nuestro país, incluso dentro de las filas del propio movimiento. Estoy hablando del Homo hop. Reconocidos artistas norteamericanos como Cazwell o Frank Ocean, han reconocido públicamente su homosexualidad. Incluso la prensa especializada estadounidense ha reconocido a Frank Ocean como un genuino exponente de un estilo novedoso dentro del Hip Hop: el PBR & B o R&B alternativo. Quisiera profundizar un poco más en este tema: ¿No resulta contradictorio que impulsores de este movimiento (emancipador, transformador por naturaleza), tengan esas concepciones sexistas, machistas, homofóbicas? ¿A qué cree que se deba esto?

Tomás: Debo aclarar que esto no es un fenómeno privativo de nuestro país, sucede en cualquier sociedad. La nuestra se rige por las mismas leyes dialécticas e históricas presentes en todas las sociedades. Nosotros hemos sido educados (negros y blancos) en una educación eurocéntrica, católica o cristiana, pero siempre en una sociedad muy religiosa.

Qu es el Rap…Primera Parte .docx

Anuncios