Archive for 22 octubre 2013

Afromodernidades

Nota

Todavía hoy continúan llegando correos de solidaridad por el texto Cocheros homofóbicos agreden a grupo gays en Cárdenas, firmados por diferentes blogueros, activistas y luchadores contra la homofobia entre los que se encuentran el proyecto Arcoiris y el sitio Afrocuba web.

De igual forma el pasado miércoles 16 de octubre un grupo de CENESEX visitó la ciudad de Cárdenas y realizó una minuciosa investigación sobre los sucesos descriptos en mi texto. Los resultados de la misma, según me comentaron, serán publicados en su sitio web.

A todos gracias y el compromiso de continuar en la lucha contra la homofobia, el racismo y todo tipo de marginación o exclusión. Por una nación mejor, con todos y para el bien de todos, como la imaginó Martí. Porque yo también, como me decía un amigo, quiero un país donde no haya necesidad de ser valiente para ser homosexual. La calle es de todos.

Alberto Abreu

Afromodernidades:Cocheros homofóbicos agreden a grupos gays en Cárdenas.

Cocheros homofóbicos agreden a grupos gays en Cárdenas.

Desde hace algunos meses he escuchado el testimonio de algunos gays quienes a altas horas de la noche han sido agredidos por cocheros. Uno de estos casos lo conocí bien de cerca, pues me tocó enterarme del hecho minutos después de haber sucedido y pude constatar en el cuerpo del agredido las marcas dejadas por el cuje del cochero. Pero ante mi interpelación de que fuera al médico para que lo examinara y después, con el certificado, hiciera la denuncia a la policía, el agredido _como suele ocurrir con frecuencia en estos casos_ optó por evasivas y dilaciones.

La madrugada de hoy jueves estos actos de agresividad adquirieron connotaciones más violentas cuando varios hombres en un coche se presentaron en el Rápido ubicado en la esquina de Ruíz y Coronel Verdugo, frente a la Plaza Malacof, justo al doblar de mi casa, donde acostumbran a reunirse muchos de ellos y comenzaron a agredirlos verbal y físicamente, recibiendo uno de ellos, en la espalda, varios planazos machete. Contrariamente a lo que se esperaba ellos respondieron con la misma intensidad la agresión y se defendieron con botellas, palos y lo que encontraron a su alrededor. Y posteriormente fueron a la policía a denunciar el hecho.

Las implicaciones de los actos que acabo de exponer, más allá de estos imaginarios, prejuicios y prácticas que parecen venir de un entorno provinciano y decimonónico, se cruzan la defensa al derecho del otro, su reclamo a existir y el desamparo legal y ciudadano que viven hoy los maricones. Donde la misma policías con sus continuos asedios y acosos por los sitios de ligue gay no hace otra cosa que criminalizar las prácticas y la identidad homosexual. El homosexual (no importa cuál sea su integración y aporte social al presente de la nación cubana) es un delincuente.

Lo ocurrido la madrugada de anoche 3 de octubre en Cárdenas, es un ejemplo de las innumerables batallas que los maricones libramos noche tras noche cuando salimos a la calle. Una lucha que se desenvuelve en los bordes o las afueras de los recintos aristocráticos del discurso académico institucional contra la homofobia, en esos otros espacios donde pululan los maricones chusmas, frívolos, e iletrados. Quizás a algunas mentes y espíritus elevados le pueda parecer un acto irreflexivo y beligerante esto de que la mariconería responda a la violencia con la violencia, sin embargo esta beligerancia parece contrastar con la lentitud de cierta protección ciudadana por la que desde diferentes forum un grupo de intelectuales viene clamando. Ante la indiferencia de la policía y de otros representantes del orden público que siempre suelen exclamar, minimizandos estos actos:: Son cosas de maricones.

Cuando supe que ellos había ido para la PNR a hacer la denuncia. En un gesto de solidaridad y militancia llamé por teléfono y el oficial que atendió la llamada me confirmó que estaban allí, y que uno de ellos había identificado a uno de los agresores e iban a ir a buscarlo. Cuando salieron , traté de verificar con ellos la información que se me dieron por teléfono, y me respondieron con una mirada incrédula. No sé por qué, en ese momento recordé las palabras que escuché decir a uno de los agresores en el momento en que junto a otro, venía corriendo en dirección al coche que estaba parado a menos de tres metros de mí, en la esquina de Calzada y Ruíz: Todo esto es por gusto, cito textualmente sus palabras, luego se montaron en el coche y se alejaron lo rápido posible.

La actitud de este grupo de gays viene a recordar aquello, de que los derechos y los espacios no se mendigan, sino que se conquistan. Esta noche como han hecho siempre, volverán al mismo sitio a pajarear. Esperemos que si hay revancha. La sangre, literalmente, no llegue al río. Y allí pienso estar, al lado de ellos, porque lo cierto es que a pesar del machete, los planazos, los fustazos, el coche, los cocheros y otros atributos de un entorno pre, uno se cansa. Si las leyes y las instituciones llamadas a ampararnos llegan: perfecto, sino ya da igual. Los maricones tan bien tenemos sangre en las venas, y vamos descubriendo otras formas de empoderarnos, quizás no tan civilizadas (contenidas, disciplinadas), pero son las armas, el otro saber: el saber de gente, que vamos encontrando noche a noche, para el vivir, pensar y enfrentar la calle.

Alberto Abreu