Archive for 16 marzo 2017

Afromodernidades

A partir del espacio marginal que tiene la identidad negra y/o mulata dentro de las narrativas maestras y los monolíticos discursos que relatan el proceso de gestación de la identidad y la nación cubana, y desde una lectura a contrapelo de sus textos canónicos, el presente volumen re-evalúa el rol desempeñado por la figura del letrado y la intelligentsia literaria en estos procesos.

La tesis que propone el autor de este libro es la siguiente: “el proyecto de modernidad y el campo literario cubano nacen y se desenvuelven en un espacio periférico con respecto a los procesos de modernidad ilustrada que viven las naciones europeas [...] De ahí que sean el otro de la racialidad y los imaginarios de lo popular las instancias que dislocan y fragmentan las aspiraciones de nuestros patricios iluministas por construir, a través de la literatura, un sujeto nacional homogéneo”.

Por una Cuba Negra. Literatura, Raza y Modernidad en el siglo XIX contribuye notablemente a las discusiones teóricas de los estudios subalternos y decoloniales. Propone miradas inusuales y se adentra por senderos apenas transitados por los estudios literarios, la teoría y los discursos historiográficos cubanos.

Afromodernidades

School of Arts & Humanities presents

CAN THE NATION BE BLACK? LITERATURE, RACE AND MODERNITY IN NINETEENTH-CENTURY CUBA

PUEDE SER NEGRA LA NACIÓN? LITERATURA, RAZA Y

MODERNIDAD EN LA CUBA DEL XIX

TUESDAY, APRIL 11 4:15 P.M.

BOARD OF TRUSTEES ROOM, HARPER HALL

Claremont Graduate University 150 E. 10th St., Claremont, CA 91711

Alberto Abreu Arcia is an award-winning Cuban creative writer, literary critic and essayist of African descent. He is the author of the forthcoming book, Por una Cuba negra: Literatura, raza y modernidad en el siglo XIX [For a Black Cuba: Literature, Race and Modernity in the Nineteenth Century, Editorial Hypermedia). This book is a literary-histórica I study of nineteenth-century Cuban literary movements and writers—both whites and people of color—who were central to the ways in which the construction of blackness shaped the national imaginary, including Domingo Del Monte, Plácido, Juan Francisco Manzano and Teatro Bufo. Abreu Arcia argues that literary authority was constituted through racial silences and exclusions in the construction of the nation.

Simultaneous translation in English will be provided. Sponsored by the departments of Cultural Studies, English and History and the Africana Studies Program at Claremont Graduate University; the Department of Modern Languages and Literatures at Claremont McKenna College; the Humanities Institute at Scripps College; the Latin American Studies Program and the Romance Languages Department of Pomona College; and the Intercollegiate Department of Chicana/o and Latina/o Studies of the Claremont Colleges.

Refreshments will be served.

Afromodernidades

Mis preguntas para Diario de Cuba [DDC]

Por Odette Casamayor Cisneros

De DIARIO DE CUBA me sorprenden con un email expresando que les “gustaría que [yo] explicara a sus lectores en qué consiste el ‘racismo’ de [la] caricatura” de Alen Lauzán que publicaron el 22 de febrero. Unos lectores se asombran de que a algunos nos parezca racista la viñeta, otros insultan sin contención a sus detractores. Hay inquietud en la sección de comentarios. ¡Enhorabuena!, me digo, pues inquietarse puede ser un comienzo.

Accedo entonces en responderle a DIARIO DE CUBA, en cuyo mensaje también aseguran que “sabemos que este es un tema delicado” y dicen estar “seguros de que querr[é] dar [mis] razones”.

¡Ay!, estimados miembros del equipo de redacción de DIARIO DE CUBA, no han acertado.

Lo que más bien deseo, con la intención de entender la caricatura, el caricaturista y su aclamador público, así como la dirección de esta publicación que requiere aclaraciones, es que a los negros y las negras de Cuba les expliquen las razones de la recurrencia a esta grotesca representación del negro.

Muchos desearíamos comprender por qué se repiten las imágenes ofensivas de los negros cubanos; y, seguramente, quienes han creado, difunden y defienden este tipo de viñetas pueden explicarnos el sentido detrás de ellas. ¿Se supone que es humor? ¿Para quién es? ¿Creen que por lo común entre cubanos dentro y fuera de la Isla, la mofa de los negros debe ser una práctica aceptable para todos? ¿A quién le sirve? ¿De qué les sirve a sus creadores y al público que lo aplaude?

De veras, me encantaría llegar a comprenderlos.

Por eso, de igual manera que se me acerca DIARIO DE CUBA yo les respondo: con preguntas.

Tal y como parece la redacción de esta publicación asombrada ante el hecho de que puedan ser consideradas racistas esta y otras caricaturas de Alen Lauzán (véase, además de la viñeta de marras, la pieza “bonus track” dentro de la serie “Turismo consecuente“); asimismo yo no consigo entender que se me demande justificar mi opinión sobre estas imágenes. ¿Será porque no me río con una bochornosa representación de dos hombres negros? ¿Por qué tendría que hacerlo? ¿Les sorprende acaso la disensión y la no participación en el bullicioso coro?

Despierta finalmente mi curiosidad la categorización de “tema sensible” que se hace del problema, el tema, la situación o como quieran llamarle a lo que no son más que el racismo y los prejuicios raciales imperantes en las relaciones sociales entre cubanos. Si es sensible, ¿en qué medida lo es? ¿a quiénes afecta?

No traigo explicaciones para la redacción de DIARIO DE CUBA, pero sí un convencimiento. El problema del racismo no son los negros y las negras. El problema es de quienes, cualquiera que sea el color con que se identifiquen o sean identificados, ofrecen y celebran representaciones peyorativas del negro, solo por ser negro.

De antemano, agradezco las explicaciones que tal vez sin insultos ni “mítines de repudio”, tengan a bien darnos.